Se nos ve el plumero

Una de las cosas que me han llamado la atención en Sell-a-bration en general, y en la presentación de Jeff Turner especialmente, es la importancia de ser auténticos, manifestarnos realmente como somos. Solo así podremos ganarnos la confianza y el aprecio de nuestra clientela potencial. Lo malo es que si nos mostramos como somos, muchos saldrán corriendo.

No me cansaré de repetir que en nuestra profesión es más importante la relación que la transacción. Pero aún hay algunos que harían literalmente “cualquier cosa” con tal de sacar adelante una transacción, aún a costa de cargarse una posible relación.

La red es la herramienta nueva para hacer lo de siempre: hay algunos que establecen relaciones, pero hay otros que se dedican a poner anuncios de sus propiedades o de sí mismos.

Web 1.0 era un tablón de anuncios. Web 2.0 se trata de diálogos, relación personal, interacción. Algunos siguen usando las redes sociales para poner sus anuncios. En la esperanza de conseguir transacciones, destruyen sus posibilidades de establecer relaciones humanas, de establecer lazos de confianza, respeto, aprecio.

“No contamines el río”, nos dice Jeff Turner. No pongáis anuncios en Facebook. Facebook es una fiesta informal de amigos; no vengais de hombre-anuncio. Hay que ir a las fiestas: en ellas conocemos gente, y es con gente conocida con los que acabaremos trabajando. Pero no vayamos a una fiesta a vender pisos. Lo mismo en las redes sociales.

Si somos unos “vendemotos” y nos comportamos como somos, lo normal es que la gente salga corriendo… Y lo malo es que ni nos enteraremos: creeremos que tenemos miles de seguidores, sin darnos cuenta de que la inmensa mayoría hace tiempo nos suprimió de su Facebook con solo apretar un botón de “Ocultar a Fulanito”.

Hoy es tan importante estar en Facebook como hace unos años lo era tener correo electrónico, aunque ninguno de los dos sirvan para vender pisos.

Esto he aprendido yo en Sell-a-bration, y si solo fuera esto ya sentiría que vengo con las alforjas llenas.

Compartelo!

31 comments for “Se nos ve el plumero

  1. 28 julio 2010 at 17:56

    GRAN REALIDAD

  2. Juanra
    28 julio 2010 at 18:47

    Muchos siguen sin entender el mecanismo de las redes sociales. Creen en la nueva tecnología, en las nuevas oportunidades que surgen, pero se resisten a cambiar su mentalidad. Se empeñan en tener el poder, en controlar todo. Por una vez, y aún no siendo un gran experto en la materia, voy a permitirme el lujo de erigirme como estandarte de toda la generación F, es decir, la generación “Facebook”.
    Las redes sociales son…. REDES… SOCIALES…

    ¡No hay más! O al menos, no debería de haberlo. Se trata de una plataforma que nos ayuda a mantener y crear relaciones entre personas. Digo personas y no “clientes”, ojo. Cuando entro en Facebook, no anhelo más que compartir las experiencias y la vida de la gente que me importa y que, por un motivo u otro, me enriquece como persona. Machacar a la gente con mensajes propagandísticos (y no hablemos ya de pisos) me parece un verdadero crimen. Es como si alguien llama al timbre de tu casa presentándose como tu vecino y al abrirle la puerta te encuentras con un vendedor trajeado con un maletín dispuesto a venderte productos tipo “La tienda en casa”. Me sentiría molesto, engañado y estafado. No volvería a atender a ese personaje molesto. En Facebook, tengo la opción de eliminarlo de la “lista de amigos” o, de forma más sutil, ocultar todas las informaciones y mensajes creados por él.

    Os recomiendo un libro, “Y Google, ¿cómo lo haría?”. Aborda esta cuestión muchas veces. Una de las grandes leyes consiste en “entrega el control y nosotros lo utilizaremos”. No mantengas relaciones en Facebook más que con tu gente, y en lo laboral, con los “clientes amigos” que así lo hayan querido. Ellos sabrán buscarte cuando te necesiten. No invadas su territorio, no invadas su intimidad con tonterías que no le van a importar. Nada de agregar desconocidos. Nada de vanagloriarse de tener 3.000 “amigos”: ¿a nadie le recuerda esa frase a la de “tengo 300 pisos en cartera”?

    Nada de prostituir las redes sociales. Quien lo haga… perderá.

  3. Juanra
    28 julio 2010 at 18:48

    Os facilito un enlace donde podréis leer el principio del libro que os he recomendado:

    “Y Google, ¿cómo lo haría?”
    Jeff Jarvis.

    http://www.dreig.eu/caparazon/2010/05/04/¿que-haria-google/

  4. 28 julio 2010 at 19:07

    Acertado comentario: “redes sociales, un medio nuevo para hacer lo de siempre”. Contacto y relación, sí, pero también difusión y viralidad. Lo bueno y auténtico perdura; lo falso o forzado puede hundirse más rápidamente que nunca.

    Un saludo

  5. fgerviti
    28 julio 2010 at 19:43

    Me gusta la comparación entre las carteras de cientos de propiedades sin exclusiva, fuera de precio, honorarios de aquella manera… con los miles de amigos conseguidos en un par de meses en feisbuc.

    Ya sabeis que antes se decía lo de eres más falso que un duro de madera, y ahora se dice que eres mas falso que un amigo de feisbuc 😀

    Pero vivimos en un mundo de magia potagia y las mil maravillas, y queremos creernos que con solo conseguir tres mil amigos de esos de feisbuc ya van a empezar a caer compradores y vendedores como maná del cielo, y luego pasa lo que pasa.

    Me preocupa la imagen que damos los inmobiliarios haciendo un uso abusivo de un medio público, tan útil y tan querido por mucha gente. No contamines el río.

  6. 28 julio 2010 at 20:31

    Estimado Fernando:

    Llevo algún tiempo en redes sociales más “populares” como facebook, algo más profesionales como twitter, y completamente profesionales como Linkedin.

    Me avergüenza ver como empresas de diversos ámbitos, también del sector de la intermediación inmobiliaria, utilizan las redes sociales “populares” como medio de publicidad. Grave error, porque pueden eliminarnos de sus “amigos virtuales” o también pueden denunciarnos a Facebook por utilizar un perfil empresarial como si fuera personal. Cualquier usuario de facebook lo puede hacer.

    Me avergüenza y también, en cierto modo, me da pena porque sé que esas empresas tienen los días contados ya que no entienden que no se puede ir a una fiesta de amigos para vender motos (o lo que sea). Empresas que hacen las cosas mal, son empresas que dejarán de ser competencia en el futuro porque simplemente no existirán. Esa es una buena estrategia para las empresas que sí hacen las cosas correctamente y ven en facebook a las que están próximas a desaparecer.

    Por otro lado, me permite distinguir las redes sociales desde el punto de vista personal y profesional. Desde el punto de vista personal se pueden usar facebook, twitter, myspace, tuenti, del.ici.ous, Skupt, etc., pero desde el punto de vista profesional se deben usar las herramientas que permiten casi todas esas redes para dar de alta a la empresa, como tal, como empresa. Desde ahí, los usuarios pueden darse de alta como fans desde el momento que quieran y saben que están haciéndose fans de una empresa que quiere comunicar y vender en última instancia. Es voluntario por parte de los usuarios, por tanto, nada que objetar.

    Para uso profesional, hay que utilizar la red social profesional por excelencia, que es Linkedin. Hay todo tipo de negocios en ella. Los usuarios son siempre empresarios o profesionales que están ahí para hacer contactos profesionales y hacer negocios. Todos saben que esa es su finalidad y nos podemos quedar asombrados del potencial enorme que tiene esa red profesional.

    En cualquier caso te doy la razón en una cosa muy importante: las inmobiliarias que hacen publicidad piensan que tienen “x” seguidores y es posible que no tengan a nadie, porque es muy fácil pulsar la opción de “eliminar” a aquellos que nos molestan con publicidad.

    Hay que ir a la fiesta de amigos con las tarjetas, pero nunca, nunca, hablar de trabajo.

    Manuel Caraballo Callero
    Economista de Izadi AG
    http://manuelcaraballo.wordpress.com
    http://izadiconsultores.blogspot.com
    También en Twitter y Facebook, por cierto.

  7. Juanra
    28 julio 2010 at 21:03

    Absolutamente brillante lo de “feisbuc”, me ha divertido la palabrita. Lo peor es que mi diversión procede de todo aquello que sugiere dicha palabra, y de la mentalidad de aquellos que serían capaces de escribirla así.
    Muchos siguen viendo a sus potenciales clientes como una MASA, como un todo conjunto al que hay que venderlo todo. Cuando viajan en metro, deben de ver a los demás como… (id al segundo 1:12 del siguiente video)

    http://www.youtube.com/watch?v=S0W0RNSzIeU

    Efectivamente, los seres humanos ya no son borregos a los que se pueda bombardear de manera indiscriminada. Sí se puede, pero no se debe, y mucho menos en el territorio íntimo y personal que representa su red social. Si quieres establecer una relación laboral, ahí tienes Linkedin, pero no Facebook.
    Cada herramienta tiene su uso específico.

  8. Juanra
    29 julio 2010 at 0:37

    Estimado Manuel,

    Tu comentario ha sido muy enriquecedor. Yo personalmente voy a indagar más en las posibilidades de Linkedin. Aunque hice una cuenta hace tres o cuatro meses, no he tenido tiempo de exprimir las posibilidades de la red. Aparte de eso, debo sumar a mis deberes veraniegos el crear un blog, algo que tengo en mente desde hace un año.
    Todo ello, como bien apuntas, son formas de crear redes pero donde los participantes reciben información únicamente si así lo desea, y no si tú, como empresa, decides bombardearlos. La gente no es idiota: si eres bueno, acudirán a ti.
    Sencillamente, has de hacerte valer y ser lo suficientemente inteligente como para que la gente capte tu mensaje: “Estoy aquí, pero únicamente para cuando me necesites. No voy a inmiscuirme allí donde no quieras que entre. No molesto. Ayudo, luego existo.”

  9. Fernando Garcí­a Erviti
    29 julio 2010 at 10:33

    El límite entre lo personal y lo profesional no está muy definido en nuestro caso. Nuestro trabajo se basa fuertemente en la relación personal, en la confianza personal. La marca es algo añadido, a más a más, pero la base es la persona.

    A diferencia de otros negocios, como el de una consultoría que presta servicios a empresas, somos personas que prestamos servicios a personas. Esta es la razón por la que, miemtras que LinkedIn ofrece oportunidades de relación entre empresas, Facebook ofrece interesantes oportunidades de relación con esos clientes potenciales que son personas; oportunidades de exposición y oportunidades de obtener la confianza, o la pre-confianza, de esos clientes potenciales.

    No creo que aprovechar esta oportunidad sea ilícito, solo que creo que se puede hacer de una forma más o menos inteligente para conseguir tus fines, y más o menos respetuosa con los demás, y con el medio. Y también creo que ambas cosas van de la mano.

    Y estoy totalmente de acuerdo Manuel, en que hacer un perfil “personal” a nombre de “Inmobiliaria tal y tal” demuestra desconocimiento de las reglas básicas, y yo os recomiendo a todos los que la tengáis que la quitéis y hagáis un perfil con vuestro nombre y apellido. Nada más bobo que leer “Inmobiliaria tal y tal” quiere ser tu amigo! Una Inmobiliaria no es un amigo; solo las personas son amigas.

    Otra cosa es hacer una página de “Inmobiliaria tal y tal”. Esto tampoco es muy inteligente, porque nadie es “fan” de una inmobiliaria. Lo que los inmobiliarios espabilados están haciendo ahora es crear páginas que se conocen como “stealth”, como esos aviones que vuelan bajo, y son de un color y una forma que evita ser detectado por los radares enemigos 😀 Se trata de páginas creadas por profesionales como medio para exponerse ante un grupo de personas con un interés común y con unas características que les definen como posibles clientes.

    Por ejemplo, alguien puede crear una página sobre un tema interesante pensando en la gente que vive o querria vivir en, digamos, Calafell. A ser posible, para pasar desapercibido ante el radar enemigo, que no se trate de una página inmobiliaria (“por una vivienda barata en Calafell”) sino algo más atractivo y lúdico (“comer y beber bien en Calafell” o “deporte en Calafell”). Una vez más, es una oportunidad para mostrarte, junto con muchos más participantes, como un gran conocedor de tu zona, una persona simpática… y alguna vez podrás dejar caer que eres inmobiliario, sin resultar plasta. Todo esto es muy sencillo: cuando alguien coincida varias veces con tus opiniones o gustos, se interesará por tu perfil, y allí es donde debes poner que eres inmobiliario en Calafell para que todo el mundo sepa quien es el que hace esos comentarios tan interesantes (no inmobiliarios, porfa).

    Al final, se trata de contactar con gente que sea como tú, que tenga gustos parecidos, porque con esa gente nos llevaremos bien, nos entenderemos, y dará gusto trabajar con ellos.

  10. Cesar Villasante
    29 julio 2010 at 12:58

    Se trata de conversación y de comunicación.
    Quien quiere hablar con un perfil de empresa? Con un logotipo?

    Cuando llamamos a una empresa queremos que nos atienda una persona, con nombre, a la que podamos referirnos cuando nos haga falta.

    En las redes sociales lo mismo: yo quiero conversar con una persona, con un nombre, con una foto, con la que pueda mantener una relación, una comunicación abierta, transparente, fluída, contínua,…

  11. Rafael R. Tovar
    30 julio 2010 at 10:53

    http://www.inmobiliarios20.com/index.php/general/marketing-relacional-inmobiliario/
    Creo que este enlace de un estupendo post de MOISES creo que tiene mucha relación con este interesante tema que expone Fernando.
    Yo ya en ese post expuse esto:
    “Para mi marketing relacional sin duda es muy importante en nuestro sector. Tenemos que tener en cuenta que ante todo es marketing y en mi opinión nunca podemos desvincular totalmente una parte del marketing (por ejemplo relacional) de la madre marketing, no se si me estoy explicando bien.
    Mi opinión es que marketing relacional, digamos que se queda corto para lo que es el futuro como profesional inmobiliario en España, o mejor dicho puede ser una base importante, pero a partir de este marketing relacional hay que hacerlo evolucionar.
    Mi opinión es que tenemos que llevar dos caminos en paralelo.
    Primer camino: crear tu propia marca personal, hoy en día practicar el marketing personal es una ventaja competitiva, ya que poca gente lo está aplicando de forma seria y meditada. ¡Cuidado! no es cuestión de inventarse un personaje y estar actuando todo el día. Tu marca debería ser auténtica, lo que significa que siempre debería reflejar tu verdadera personalidad y se debería construir a partir de tus ilusiones, propósitos vitales, valores, singularidad, don, pasión, especialización, características,…Si creas tu marca personal de esta forma auténtica, tu marca personal será distintiva, pertinente, significativa, inspiradora, convincente, duradera, nítida, persuasiva y memorable. Además atraerás automáticamente a personas y oportunidades y aumentará tu capacidad de ofrecer un rendimiento máximo.
    Con una marca personal autentica, tus características, atributos y valores más fuertes te pueden hacer destacar entre la multitud. Sin esta marca, eres simplemente igual que todos los demás.
    Segundo camino: es la misma filosofía pero mediante una marca profesional.
    Creo que tenemos que gestionar la marca (de mi empresa) para atraer y retener a los clientes. Hemos hablado mucho y creo que todos lo tenemos claro que una empresa de intermediación inmobiliaria no vende propiedades sino servicios y yo creo que tenemos que dar un paso mas. en nuestro sector la interacción entre persona y persona es la importante. Por tanto, la atención por las experiencias y por la gestión de emociones pasan explícitamente a primer plano. Fijaros bien que todo tipo de negocios ya no intentan tener cantidad y calidad de servicios (eso está claro hace mucho tiempo que tenemos que tenerlo) sino que el cliente tenga una experiencia inolvidable en su establecimiento,…, restaurantes donde los camareros cantan opera, hoteles temáticos, museos, gasolineras, todo tipo de negocios intentan hacer que los clientes se lleven cantidad y calidad de servicios pero además una experiencia inolvidable e inigualable. el principio es claro: de lo que se trata es de conseguir recuerdos en los consumidores que inviten a volver y a recomendarte y eso no se consigue solo con un servicio de calidad, también deben tener, y tal vez sobre todo, un valor de experiencia vital, una experiencia especial, única.

  12. sergi verge
    30 julio 2010 at 13:33

    El post de Fernando debe llevarnos a una reflexión acerca de nuestra presencia en las redes y a corregir, si es necesario, los malos hábitos.

    Estoy totalmente de acuerdo con la exposición “no contamines el río” y con los comentarios de Juanra y otros.

    Rafa, porqué no hablamos de “personas” en lugar de “marcas personales.”

  13. Fernando Garcí­a Erviti
    30 julio 2010 at 17:39

    No sé. Igual me estoy radicalizando, pero dandole vueltas a esto me he acordado de un amigo que siempre está hablando de su trabajo. Bueno, del Real Madrid o de su trabajo… y todos le hablamos siempre del Real Madrid, claro 😀

    Sabeis esa gente que siempre que habla sale con cosas que no interesan a nadie, que solo le interesan a él, y siempre se produce un silencio glacial? En todas las relaciones sociales de lo que se trata es de mantener una conversación, y para ello tenemos que “sacar temas de conversación” que interesen a los demás. Esta gente que no tiene “don de gentes”, que carecen de habilidades sociales, lo que les pasa es que no saben lo que les interesa a los demás, o hacen como que no lo saben, y anteponen sus propios intereses.

    Yo creo que en Facebook no debemos hablar de curro, salvo de pasada y porque venga muy al caso. El que nos encuentre interesantes ya irá a enterarse de qué vamos a nuestro perfil, y el que lo necesite ya nos pedirá opinión de temas de nuestro trabajo.

    El camino no cambia. Lo que cambia es la herramienta mediante la cual nos relacionamos.

    Fijaos que en Las Vegas hemos hablado mucho de trabajo, pero desde que hemos llegado estamos todos metiendo fotos y haciendo comentarios de cualquier cosa, menos de trabajo. Hemos conocido nuevos profesionales, y hemos cimentado unas relaciones personales fenomenales… y cuando llegue la oportunidad sabemos de quien tirar para un consejo, una colaboración… Pero de momento, lo que nos interesa mantener es la relación personal, que es lo que más nos enriquece.

  14. sergi verge
    30 julio 2010 at 18:56

    Los comentarios de Fernando me llevan a recordar algo.

    Cuento una anécdota, en mi blog pseudoinmobliario de tanto en tanto he escrito algo sobre mi afición a correr por la montaña y, qué curioso, los lectores (tanto clientes como colegas como amigos) me conocen más por estos artículos que por los más o menos inmobiliarios que escribo.

    Es como eso de “atraer al gato,” no.

  15. fgerviti
    31 julio 2010 at 11:39

    A la gente le gusta la gente que se le parece y que comparte sus gustos. Nos atrae la gente que tiene cosas en comun con nosotros. Y luego, cuando necesitamos ayuda profesional, preferimos tratar con alguien que nos guste, que se nos parezca. Nos guiamos por las afinidades; por las posibilidades de conectar con los otros.

    Nuestra “marca” personal es nuestra personalidad, nuestros gustos, nuestras aficiones. Nos ganamos a la gente en primer lugar por eso.

    Al principio de un curso siempre cuento a la gente como soy, cuales son mis aficiones, que es lo que me gusta. Se trata de conectar con la gente primero a nivel personal. Y LUEGO les puedes impresionar mas o menos con tu experiencia profesional y tus capacidades.

    Si eres deportista, si te gusta la naturaleza, te gusta siempre, todos los dias, los fines de semana y los dias que trabajas tambien. Cualquier momento es bueno para conectar con tus aficiones personales. Pero los asuntos inmobiliarios solo interesan a la gente en determinadas circunstancias. SIEMPRE puedes dirigirte a la gente con temas personales que le interesen, pero es mejor esperar a que sean ELLOS los que se dirijan a ti con temas inmobiliarios, no os parece?

  16. Daniel Romeu
    Daniel Romeu
    31 julio 2010 at 11:40

    Buenos días.

    Yo creo que todo es una cuestión de sentido común. Si uno entra en el Facebook no es para comprar pisos, es para conocer personas o saber de la vida de personas que conoce y no ve normalmente por temas de distancia o tiempo. Por lo tanto si se le ponen a hablar de temas inmobiliarios cerrará la página y ya está.

    Si uno quiere buscar un apartamento para verano y entra en mi página y le es imposible encontrar un buscador para reservar las fechas, y sólo hablo de mis aficiones y lo bien que ando en bici, seguramente recurrirá a la página de la competencia.

    No???

    Saludos a todos máquinas, da gusto leeros.

  17. sergi verge
    31 julio 2010 at 19:40

    Gracias por los comentarios iluminadores, Fernando.

  18. fgerviti
    31 julio 2010 at 20:42

    Daniel, lo que hace en Facebook no es cerrar la pagina sino algo mas definitivo: suprimirte de su lista de “amigos”. O incluso algo mas cruel: al pasar el cursor por la derecha de tu comentario aparece el boton “ocultar”, y te ofrece ocultar el comentario, y ocultar al que lo ha hecho. Si le ocultas no vuelves a ver sus comentarios, aunque el no lo sepa. Asi, alguien puede pensar que sus comentarios llegan a cientos de “amigos” cuando todos le han ocultado por pesado.

    Pronto des cubrirä que “facebook no sirve para nada”, dejara de dar la vara y se burlara de los que pierden el tiempo es esas cosas.

  19. Rafael R. Tovar
    2 agosto 2010 at 10:07

    Sergi, todos somos personas, cuanto estamos fuera y dentro del trabajo, pero cuando estamos trabajando somos prefesionales 8por lo tanto somos una marca profesional) pero cuando no estamos trabajando tambien somos una marca, ¿sino que sentido tiene poner nuestro nombre y foto por ejemplo aquí? no nos importaría quien está detrars de un nick, pero nos gusta catalogar (en el buen sentido) nos gusta marcar,…, todos somos una marca, nuestra marca.

    Respecto a lo que estais comentando, estoy totalmente de acuerdo, creo que pasa lo mismo dentro de facebook que fuera, solo que en facebook es mas facil de ver.
    Ahora bien, no se si estamos entrando en una contradicción. Si es cierto que si somos (yo el primero) muy pesados con nuestro trabajo, si solo hacemos publicidad o comentarios de nuestro trabajo tal y tal, y como bien comentais la gente nos conoce mejor, les gusta mas,… nuestro perfil humano,…, no es esta actitud contraria a solo trabajar con clientes referidos?, en realidad ¿no es esta postura la ulitización de tu esfera de influencia personal y no profesional? porque no te salió el cliente de tu profesionalidad demostrada, sino de tu cercania,…

  20. Fernando Garcí­a Erviti
    2 agosto 2010 at 12:23

    Rafa, debemos procurar trabajar solo con personas que nos conozcan, preferiblemente porque ya hayan trabajado con nosotros, y con las personas que nos envíen estos conocidos.

    La razón es sencilla: si nos conocen de cualquier otra cosa partimos de la confianza personal, es decir que nos aprecian personalmente. El que ha trabajado con nosotros y nos valora profesionalmente transmitirá esta valoración a las personas a las que nos recomienden. Gracias a esto partiremos de una posición muy ventajosa, nos escucharán con interés y respetarán nuestros consejos.

    Seguimos haciendo lo mismo: Facebook y los blogs, y los demás medios sociales no son sino una nueva herramienta para comunicarse, y para establecer y mantener relaciones personales. Este herramienta aparece ahora, como en su día apareció el teléfono, o el fax, o el email… nada más.

    En Facebook podemos establecer nuevas relaciones personales, y podemos mantenerlas. En un momento dado, cuando la otra persona lo necesite, tendremos la oportunidad de ampliarla a una relación personal Y profesional.

    Pero eso no pasará si, en momentos en los que no lo necesita para nada, le bombardeamos de forma inmisericorde con nuestros rollos publicitarios. Esa ansia de convertir las relaciones personales en profesionales, fuera de tiempo y fuera de lugar, es lo que nos puede perder. No empujes, no seas “pushy”, no persigas, no des la vara… ten paciencia, ofrece cosas de valor para los demás (no para tí), se generoso, no hables solo para anunciarte, habla con naturalidad de lo que te interesa, muéstrate como una persona atractiva… atrae.

  21. Rafael R. Tovar
    2 agosto 2010 at 12:30

    Sin duda es así Fernando, estoy de acuerdo contigo (menos en la esfera de influencia personal) pero me quedo un tema importante que expones “DAR COSAS DE VALOR”, si no saben a que te dedidas, si no saben en que puedes ayudarles…, no te llamaran auque te conozcan de toda la vida.

  22. Rafael R. Tovar
    2 agosto 2010 at 12:42

    Por otro lado creo que el inmobililiario no puede trabajar con todo el mundo, no puede querer quedar bien todo los clientes. Normalmente un inmobiliario visita una propiedad, la “valora”, la mide,… y le pregunta al propietario cuanto quiere por su casa, si no está muy despistado, le dice que le suma su comision y ya está. Luego llega a su oficina y verá si la comercializa o no, pero al cliente le justifica,… pero no quiere ser profesional y decirle que no vendera la vivienda en esas condiciones.

    El profesional inmobiliario elije sus clientes con sumo cuidado. tenemos que ser extremadamente cuidadosos al elegir a nuestros clientes. A nosotros nos define tanto quienes no son nuestros clientes como quiénes lo son.

  23. Fernando Garcí­a Erviti
    2 agosto 2010 at 12:47

    Cualquier persona a la que intereses en Facebook con tus comentarios, con tus opiniones… inmediatamente irá a tu perfil. Es allí, en tu perfil, donde debes decir quién eres, qué haces, de qué vives, a qué te dedicas.

    No necesitas estar todo el día soltando el rollo de que eres inmobiliario, y diciendo que desde tu punto de vista inmobiliario, y rollos por el estilo… Baste que lo pongas en tu perfil.

  24. Rafael R. Tovar
    2 agosto 2010 at 12:53

    sin duda, si radicalizamos las postoras: o todo el día soltando el rollo o solo tenerlo en tu perfil, prefiero solo tenerlo en tu perfil, ahora creo que en este caso la virtud está en el medio.

  25. sergi verge
    2 agosto 2010 at 17:38

    Rafa, no se trata de radializar sino de ser natural y, por favor, quién no sabe a qué se dedica Rafael Rodríguez Tovar o Juanra o FGerviti o Daniel Romeu o El Carbasses.

  26. 2 agosto 2010 at 18:20

    Bueno, yo estuve en sell-a-bration, y como todos escuché la conferencia de Jeff Turner.
    Si bien comparto parte del artículo del maestro Erviti, discrepo en varios puntos. Yo no diría que se nos ve el plumero, por lo menos nadie puede decirlo de mi perfil personal en FB y he visto el de varios colegas y tampoco lo observo. Ahora bien si que tengo otro perfil, profesional, donde meto bastante publicidad de mis servicios y productos y por ahora no me puedo quejar, me dan resultados y apenas tengo algo mas de 500 amigos. Esta mañana twitteando con el Sr. Turner le pregunté si estaba en un error: no me dijo que erraba, me hizo hincapié en que mi objetivo debía ser que mis productos y servicios sean relevantes en el “flujo” (The Stream)….y en ello pienso seguir, mejorando día a día, aprendiendo de los errores y copiando del éxito de los demás. Esto es solo una opinión, cada uno tenemos la nuestra, ojalá todos lleguemos a los mejores éxitos con lo aprendido y sobre todo con las interpretaciones que todos haremos de lo debatido en Sell-a-bration.

    Yo por de pronto estoy iniciando muchas propuestas e ideas que se lanzaron y que siguen lanzándose en twitter, Facebook, foursquare, wordpress, etc… El único problema hasta ahora es que necesito 30 horas diarias al día, jajaja…

    Saludos inmobiliarios!!!

  27. Rafael R. Tovar
    2 agosto 2010 at 19:15

    Lo mismo me expliqué mal, Sergi cuando hablo de posturas radicales quiero decirque si nos ponemos en el extremo de la idea.

  28. fgerviti
    2 agosto 2010 at 20:34

    Henrik, a mi no me parece buena idea poner una empresa en el perfil de personas. Entre otras cosas porque no esta para eso. Tu haz lo que quieras, y mira que bien si te da resultados… pero piensa a qué precio.

    Jeff lo dejo bien claro, location, location, y contexto. Depende de en que momento y en que lugar, y si viene al caso en ese momento concreto, se puede dejar caer un comentario… pero el perfil PERSONAL no es el sitio para una EMPRESA.

    Insisto: yo no soy “amigo” de una empresa, puedo ser un seguidor de su pagina si los contenidos que me ofrece me interesan, pero amigo lo que se dice amigo, soy amigo de personas. (Inmobiliaria Pepa no está muy guapa en la foto, ni tiene unas aficiones interesantes, ni opina sobre esto y lo otro, ni tiene religión ni ideología política…)

    Ya lo he dicho mas arriba. Puede que me este radicalizando en esto, y no espero que nadie me tome al pie de la letra. Me conformo con que alguno de los que bombardean Facebook con anuncios, lo hagan solo al 50% y empiecen a ser ellos al 50%. Descubriran lo divertido que puede llegar a ser.

    Ah, y cuando digo que se nos ve el plumero, lo digo para bien y para mal. Quiero decir que en Facebook nos retratamos un poco, y más vale que nos demos cuenta de ello

  29. 4 agosto 2010 at 1:28

    Vale Fernando,

    estoy de acuerdo en lo del bombardeo. Pero yo recibo más solicitudes de amistad en mi perfil de empresa que las que hago yo (alguna solicitud hago…)!! Con esto quiero decir que los “amigos” de mi perfil profesional muchas veces es porque quieren ser mis amigos. Si no les interesa que me borren, si les interesa que sigan interactuando…. yo ciertamente no mando mensajes privados a todos mis contactos a todas horas y reconozco que hay empresas que si lo hacen….pero de ellas solo el 10% son inmobiliarias…..que hay muchos otros sectores que bombardean más y peor.

    Saludos Cordiales,
    Henrik

    P.D. nos vemos en octubre en Barcelona!!!

  30. Fernando Garcí­a Erviti
    4 agosto 2010 at 13:28

    No estoy seguro de que les interese ser tus amigos, o que les interese tener cientos o miles de amigos (conozco uno que tiene más de 4.000 y bombardea a todos los amigos de los amigos de los amigos… igual tú estás entre ellos 😉 ) ¿Qué justifica eso? Nada, salvo que te interese ese perfil como pararrayos para contaminadores.

    En fin, cada cual que haga lo que considere más oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *