¿Por qué surgen las inmobiliarias online?

Permitidme, para facilitar la comprensión de este artículo, que clasifique a las inmobiliarias en:

  • tradicionales
  • online

Las agencias online, inmobiliarias low cost o de ahorro en la compraventa inmobiliaria, como algunas se hacen llamar, se están incorporando en un mercado tan tradicional como el inmobiliario, posicionándose para atender a los nuevos consumidores, cada vez más tecnológicos.

Estas nuevas empresas, se basan en ofrecer:

  • servicios a un precio fijo,
  • automatizando procesos,
  • aplicando tecnología y
  • usando el marketing para mejorar la comunicación con los clientes.

La transformación digital en el negocio inmobiliario ha provocado que las inmobiliarias online opten a captar a aquellos clientes que afrontan la compra o venta de una vivienda, de una forma digital, que constituyen una cuota de mercado de rápido crecimiento.

Hay un mercado de consumidores que, bien porque buscan un ahorro económico, bien creen que pueden realizar tareas por su cuenta y riesgo, se ven a traídos por la comunicación de estas agencias digitales.

Las razones de su crecimiento se deben a que:

  • se apoyan en una web orientada a la experiencia del usuario, en la que el cliente tiene la información de forma transparente, puede seguir el proceso de compraventa, en el momento que precise.
  • se incluye el toque personal, ya que se asigna un asesor especializado, que se encarga de cuestiones como negociación y trámites documentales.

 

Los servicios, en número más reducido de los que ofrece una inmobiliaria tradicional, se transmiten con claridad, destacando las ventajas de pagar sólo por aquellos que se solicitan.

Se han especializado en:

  • dar máximo difusión a las propiedades y
  • ofrecer un seguimiento del estado de la propiedad.

Además de las inmobiliarias digitales, otros actores ya existentes en el mercado desde hace más de una década, como son los Portales; están incorporando nuevos servicios a los particulares:

  • reportajes fotográficos,
  • vídeos.
  • valoración del inmueble ofertado.

La tendencia es que vayan aumentando esos servicios, incluyendo postventa, como gestión de reformas, mudanzas o decoración, para alargar el ciclo de vida de los usuarios.

¿Se han adelantado a la demanda?

La duda es si la irrupción de estas nuevas agencias online, se produce antes de que el consumidor esté preparado para contratar esos servicios y realizar el resto por su cuenta, asumiendo la responsabilidad en funciones que no cubre estas agencias digitales.

Como se ha explicado previamente en este blog, las inmobiliarias proptech prestan servicios automatizados, de valor bajo o medio.

Es posible que a un segmentado de los consumidores les pueda valer, pero para el resto, la inmobiliaria tradicional, con servicios de asesoramiento, debería ser la mejor opción.

Para ello, la inmobiliaria debe ofrecer al cliente compromiso, formación y ética.

Compartelo!

7 comments for “¿Por qué surgen las inmobiliarias online?

  1. 19 octubre 2017 at 17:51

    Nosotros trabajamos e-línea, sin local para atender clientes. Quedamos siempre en la propiedad o en las oficinas del notario. Nos permite invertir más en marketing y no perder dinero en gastos innecesarios.

  2. Sellibre
    Sellibre
    30 octubre 2017 at 12:57

    Como empresa que trabaja en el asesoramiento inmobiliario basado en un modelo completemente online, para nosotros actualmente es una cuestión de posicionamiento y en el futuro será una cuestión de “gravedad”.

    La inmobiliaria “tradicional” es un modelo de negocio en plena obsolescencia que no ha cambiado un ápice en el ultimo siglo y que se auto destruye a si mismo por la necesidad de los eslabones más débiles. A día de hoy, se ha hecho tanto daño a la profesionalidad del sector que creo que es algo evidente que nuestra profesión está mal considerada por la sociedad.

    Y no es casualidad, el cliente siempre tiene la razón. A día de hoy justificar los cobros de comisiones (omito las de comprador, que son injustificables tal y como las ven hoy en día las inmobiliarias “tradicionales”, siempre comparandose con el mercado estadounidense cuando todos sabemos que aquí el mercado no tiene nada que ver) se vuelve más y más complicado, hasta incluso llegar al conflicto con los propietarios.

    Todos los miembros de nuestro equipo han trabajado en inmobiliarias “tradicionales”, desde las consideradas de lujo, hasta las que se consideran de barrio pasando por administradoras de fincas.

    En esos lugares los planes de marketing no existían como tales, los paginas y los servicios web únicamente iban unido al CRM de turno para que sus comerciales no perdieran mucho tiempo haciendo algo que no sea captar, sorteaban la evolución tecnológica hasta limites ridículos de considerar más importantes las visitas con VR antes que abrir un simple chat como linea directa de comunicación con el propietario…Es un modelo de negocio basado en los contactos, y el consenso, algo arcaico.

    No quiero decir que sean todas, pero si que una gran cantidad. Más de la mitad diría incluso.

    Las empresas que basan su modelo en sistemas franquiciados tienen los días contados, (cosa que beneficiara enormemente a todo el sector en su totalidad), porque el cambio generacional que se va a imponer por una cuestión natural, va a darles el golpe de gracia. No tienen un modelo readaptable, su modelo consiste en abrir y cerrar oficinas, así ganan dinero, y ninguna de esas oficinas es sostenible si no cobran comisión. No van a poder competir.

    Esta discusión es comparable probablemente a la del retail de IKEA, Decathlon, Walmart,…y la logística perfectamente engrasada de Amazon. Pero las empresas de retail no dejan de reinventar su modelo de distribución para adaptarse a los nuevos tiempos y seguir compitiendo.

    Seguir manteniendo la teoría de que las inmobiliarias “tradicionales” siempre será un modelo viable es negar la realidad de una manera tan peligrosa que si yo como trabajador escuchase esa frase del director de mi oficina, empezaría a buscar trabajo.

  3. 30 octubre 2017 at 22:48

    No es de extrañar que el modo tradicional en que se ha manejado el negocio inmobiliario pase, como todas las formas de negocio actuales, a desenvolverse en el mundo virtual, de las redes y el internet. Mas estas herramientas on-line son tan solo medios que nos permiten llegar al cliente y dentro de un mercado muy competido, ofrecer los mejores servicios; la esencia del éxito sigue siendo la misma, solo cambian las estrategias y los mecanismos para llegar a este fin.

    Dentro de el avance vertiginoso de la tecnología a nivel global, llevamos a nuestros clientes un servicio de alta calidad humana; las máquinas nunca igualarán el buen trato entre personas. Somos profesionales y acompañamos a quienes nos confían sus propiedades, tanto presencial como virtualmente.

    http://www.pradainmobiliaria.co/quienes-somos/

  4. 16 noviembre 2017 at 16:34

    Ofreciendo un buen acompañamiento a nivel de calle para el comprador y ayudas para que el vendedor no tema por su inmueble, todos salimos contentos. Nosotros estamos 50% online y 50% en local y podemos decir que obviamente los perfiles más jóvenes nos contactan online.

  5. fgerviti
    21 noviembre 2017 at 18:35

    Despachar la inmensa variedad existente dentro del sector inmobiliario distinguiendo las “Inmobiliarias tradicionales” de las “no tradicionales” es bastante elemental, o al menos exige que expliquemos a qué nos referimos.
    Podríamos considerar “tradicionales” las que cuentan con un local frente a las que son online, o las que usan herramientas tecnológicas y nuevas formas de comunicación frente a las que no, o las que usan el trinomio “mediación, sin exclusiva, no cooperación” frente a las que representan a sus clientes en exclusiva y cooperan con su competencia… O también podemos a limitarnos a “los otros” y yo, donde yo me adjudico todo lo bueno.

    En esto de las PropTech también hay distintos tipos de “animal”, desde los que venden carteles y anuncios aunque sean virtuales, hasta los que realmente rediseñan el proceso de asesoramiento en base a personas (que son las que realmente pueden asesorar) que se apoyan en potentes apps que facilitan la articulación de la actuación de auténticos especialistas que cubren la totalidad del proceso, o la parte de el que el usuario sienta que necesite. Y entre medias está el que solo aporta un “teléfono de la esperanza” al que consultar, en el entendido de que no se trata de auténtico experto conocedor de la zona, de la propiedad, y de la situación concreta del mercado, que es lo que de verdad presta valor a su opinión y recomendación.

    Un ejemplo de este PropTech de alto nivel y aportación de calidad al proceso podría ser en Estados Unidos RedFin que lleva años y rondas de capital para conseguir empezar a alcanzar estos niveles. Me pregunto cuánto tardarán en conseguirlo estas PropTech locales, y si siquiera llegarán teniendo en cuenta la dimensión de nuestros mercados, y lo que es necesario para alcanzar umbrales de rentabilidad.

  6. JRC
    21 noviembre 2017 at 20:42

    Como corredor inmobiliario profesional y muy a mi pesar, realmente no veo futuro en esta profesión (me refiero principalmente a quienes se dedican a la compra venta de inmuebles residenciales).

    Si bien las nuevas tecnologías permiten al profesional ofrecer servicios de mayor calidad, la profesión no sufre cambios notorios desde hace muchos años. Los que cambiaron fueron los medios, es decir, se pasó de publicar avisos en diarios a hacerlo en sitios de clasificados y portales inmobiliarios.

    Previo a la llegada de Internet, el mayor valor que aportaba el profesional era el de Información, sin embargo hoy en día la información se democratizó y es accesible a todo el mundo, por lo que no veo cuál sería el aporte que podría llegar a hacer un agente de tal modo que justifique sus honorarios, por cierto muy elevados.

    Del mismo modo, tampoco encuentro justificación para la diferencia de honorarios que existe entre vender un inmueble de U$S 100.000 frente a otro de U$S 500.000.

    Debido a estas cuestiones y a algunas otras fue que llegué a esta conclusión.

    Este tema da para un largo debate, sin embargo me gustaría que me contesten y me digan si realmente No estoy en lo cierto.

    Saludos cordiales
    JRC, desde Argentina

  7. 22 noviembre 2017 at 0:53

    En COMVIVE somos expertos en la venta de casas; las Comunidades COMVIVE cuentan con diseños integrales que ofrecen todos los servicios y un equipamiento que promueve la convivencia y bienestar para tu familia.

    Somos una desarrolladora inmobiliaria y de vivienda, integrada por empresarios con 40 años de experiencia habiendo entregando más de 600 mil viviendas. Nuestra Misión es crear comunidades con un diseño funcional ofreciendo bienestar y el mejor patrimonio para tu familia.

    Estamos desarrollando 12 comunidades distribuidas en Morelos, Puebla, Estado de México y la Ciudad de México.

    https://comvive.com.mx/nosotros.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *