EL DESAFIO DE COMENZAR COMO AGENTE INMOBILIARIO

22 septiembre 2010
3.399 lecturas,Por

Uno de los puntos que hay que tener en cuenta al iniciar la carrera de corredor en bienes raíces es tener una gran cantidad de tarjetas de presentación. Comiencen por repartirlas entre todos sus conocidos: parientes, amigos, comerciantes del barrio, el encargado del edificio, vecinos, los padres de los compañeros del colegio de sus hijos, compañeros de gimnasio, compañeros de trabajo del esposo/a. Así nos damos cuenta de la cantidad de gente que conocemos y esas personas se lo transmitirán a otras tantas. Eso se llama el efecto multiplicador.

Algo que es inaceptable que cuando vayamos algún lado y nos pidan una tarjeta contestemos “¿Sabes que me quede sin ninguna?”- la tarjetas de presentación se vuelve una valiosa herramienta de publicidad y consecución de futuros clientes.

Realizar un recorrido por nuestra zona, tomar notas de las de las obras a estrenar, de los carteles de venta una excelente idea es mandar cartas presentándote, ofreciéndoles tus servicios y conocimientos. También visita a las casas que están remodelando posiblemente las pondrán en venta.

Busca los avisos de “no intermediarios” o las páginas de Internet como “solo interesados”. Sabemos que quien recurre a esta forma de comercializar su propiedad es porque piensa que nuestros servicios son innecesarios, o no quiere pagar nuestros honorarios, o supone que él puede vender mejor que nadie su casa, o no está de acuerdo con las tasaciones que le hicieron. No se dejen derrotar ante la primera respuesta negativa, insistan, convénzanlos. Es una buena estrategia, porque los agentes inmobiliarios menos preparados y las inmobiliarias grandes no van a tener ni el tiempo ni la perseverancia de captarlos.

Traten de promocionarse en el barrio con los medios que estén a su alcance: cartelitos en los palos de luz, volantes distribuidos en la vía publica o dentro de los diarios, cartas en las propiedades, avisos en revistas barriales (que, generalmente, son gratuitos muy económicos), y todo otro recurso que pudieren encontrar.

Internet es otra excelente herramienta para darse a conocer y conseguir clientes.

EL DESALIENTO INICIAL.

Todos los agentes inmobiliarios de éxito alguna vez atravesaron la situación por la que ustedes están. En este negocio sobreviven los más aptos y no los de mayor trayectoria.
Cuando se es nuevo en el negocio inmobiliario, obviamente en principio resultara difícil conseguir autorizaciones en exclusiva, por la falta de confianza y experiencia en transmitir nuestros servicios, pero con el tiempo ya será habitual hacerlo ya que valoraras toda tu experiencia.

La parte más difícil de esta actividad será siempre al comienzo ya que debemos trabajar intensamente. Se necesitan hacer contactos persona a persona para poder conseguir propiedades en exclusiva o autorizaciones en ventas. Una vez que logremos esto, conseguir los clientes compradores no será tan difícil, hay que utilizar todas las herramientas que están a su alcance. Y lo esencial, no desalentarse.
Normalmente preparo a mis asesores para sus primeros tropiezos y frustraciones sin ellos será imposible llegar a ser los profesionales inmobiliarios en los que desean convertirse.

Compartelo!

Etiquetas:

2 Responses to EL DESAFIO DE COMENZAR COMO AGENTE INMOBILIARIO

  1. ARTURO MONTECINOS
    16 septiembre 2013 at 15:30

    Sus palabras son una guia de inicio para mi persona es mi primera semana en este rubro si podria guiarme le estare eternamnente agradecido cual es el mejor metodo para organizarme y conseguir mis consignaciones

     

     

  2. Fgerviti
    16 septiembre 2013 at 20:06

    El comienzo es siempre difícil en todo, pero mas aun en un trabajo como el nuestro en el que las relaciones son tan importantes. Al principio partimos casi de  cero. La,falta de experiencia se puede compensar con un buen mentor a quien recurrir y con una gran carga de ilusión. La falta de contactos previos nos obliga a tener que dirigirnos a gente que no está interesada en nosotros, a importunarles, y eso es duro pero necesario.

    Lo que es imperdonable es la gente que cinco años mas tarde no cuenta con la formación necesaria, o que ha perdido el contacto con esos clientes con los que trabajó. La prospección de clientes nuevos esta bien, pero no olviden nunca que desde el primer dia estamos obligados a formarnos y a empezar a construir y mantener nuestra base de datos de contactos, si no queremos seguir como principiantes diez años después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres × = 9