De portal y tal

Es uno de los temas que despierta más pasiones. Es lógico: internet ha cambiado primero la forma en la que obtenemos información, después la forma en la que nos relacionamos, la forma en la que compartimos ideas y opiniones, la forma en la que compramos… ¿Cómo no va a cambiar el proceso de compra y venta de inmuebles? Sería absurdo pensar que los profesionales inmobiliarios puedan seguir trabajando igual.

Los portales seguirán las oportunidades y las líneas y que les marque el mercado, del que los inmobiliarios forman parte. Si queremos ser relevantes tendremos que encontrar nuestras oportunidades y seguir siendo útiles en un mundo cambiante, tan útiles o más que los portales. Pero no podemos competir en el campo de la información, ni tampoco en el servicio de abrir puertas y enseñar pisos: nuestro campo ha de ser el del asesoramiento. También podemos aprovecharnos de las nuevas tecnologías para ello.

La solución no es atrincherarse y competir con los portales por la información: solo podríamos hacerlo si controláramos la mayor parte de la oferta, y eso está muy lejos de la realidad. Y además no es necesario: nadie necesita más asesoramiento que quien está desbordado por la información frecuentemente contradictoria que pulula en internet. El problema hoy no es dónde encontrar información, sino qué hacer con ella.

La pregunta acertada es ¿cómo podemos utilizar las nuevas tecnologías para asentar nuestra posición de expertos locales en un mercado empachado de información global? Ese es el reto de los profesionales inmobiliarios en el mundo actual.

Compartelo!

1 comment for “De portal y tal

  1. Cesar Villasante
    8 Febrero 2017 at 11:49

    La información ya no es poder.
    Cada vez tenemos más datos y más que se esperan, con una mayor transparencia en los datos que facilitan o deberían facilitar el Catastro, Registradores, Notarios, Fomento, INE y administraciones locales (ayuntamientos al frente).
    Pero una cosa es poder acceder a cada uno de los datos y, otra, gestionar toda la información para poder usarla con un procedimiento, con un histórico de datos, con una tendencia y aportando el conocimiento del mercado local y la experiencia, para poder llegar a conclusiones certeras.
    Esa gestión de datos y la aplicación de la experiencia y know-how, la que debe diferenciar al profesional del particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *