Cuidar la imagen

He entrado en el blog de Vicente Beltrán Vivir en la Ciudad de las Ciencias, al que está sacando un partido estupendo. Se basa en contenido “hiperlocal”, que es lo que ahora hace furor en los blogs: contenido sobre una zona concreta, escrito por gente de esa zona concreta para gente de esa zona concreta, que interesa a los que viven allí, y también a los que quieren vivir allí.

Vicente nos hablará de esto en el próximo número de la revista. Pero me he fijado en unas fotos que me han dado que pensar que en las fotos, como en todo, lo más importante no es cuando las haces, sino lo que vino antes y lo que viene después.

Ciencias1Ciencias1b Para el próximo número también tendremos un artículo sobre “home staging”, o cómo arreglar la casa para que se venda mejor. No se trata de decorarla, sino de conseguir despersonalizarla. Tenemos que quitar los cacharros personales que se acumulan, y que impiden al comprador imaginarse a sí mismo vivir allí.

En este caso sin embargo me parece que este salón está demasiado desnudo, así que con Photoshop le he añadido un cuadrito que me parecía que faltaba allí.

ciencias2Ciencias2bEsta foto del baño, con la mampara abierta, de arriba a abajo, y sin que vea el inodoro con la tapa abierta, me ha parecido especialmente correcta… salvo porque ese dispensador de gel en primer plano es la única cosa de color en todo la foto, y me ha servido de excusa para recordar la manía que tenemos de llenar las encimeras, sobre todo las de la cocina, de todo tipo de cacharros que estorban un montón.

Deberíamos pedirle al dueño que guarde todas esas cosas en los armarios, y si no podemos conseguirlo para cuando vengan posibles compradores, al menos en la foto, que salga bien.

Photoshop y un poco de paciencia pueden ayudar a posteriori, si no fuimos capaces de pedirle al propietario que lo retirara.

ciencias3ciencias3b Esta terraza ganaría si hubiéramos puesto una mesa y unas sillas. Pero ya que no fue posible, al menos limpiarla de esas baldosas y la guarrería del suelo. El propietario valorará positivamente que seamos tan cuidadosos, con cosas que a él ni se le habrían ocurrido.

El que no tiene cabeza tiene que gastar los pies, que decía un amigo. Una vez más, si no hemos sido previsores, podemos echar un rato con el Photoshop, o programas similares. Todos ellos tienen esa herramienta, típicamente un tampón, que te permite marcar una zona orígen, y pintar de ese “color” encima de lo que queramos que desaparezca. Con un poco de práctica y paciencia podremos hacer desaparecer de todo.

Ojalá fuese tan facil hacer desaparecer otrs cosas de nuestra profesión, como esos vendedores pesados que se empeñan estar allí y comentar la casa a los compradores, o esos colegas que aceptan el precio de venta que les diga el vendedor…

Compartelo!

6 comments for “Cuidar la imagen

  1. Silvia
    14 diciembre 2009 at 1:41

    Me parece muy atinada esta aportacion… yo me he dado cuenta que las personas compran una propiedad, cuando pueden verse en esa vida y esa imagen mental es agradable… por lo tanto, si la casa esta sucia, maltratada, si tiene muebles viejos, decoración desagradable o cualquier cosa parecida, sera muchísimo mas difícil venderla, por que nadie en su sano juicio quiere adquirir una vida peor de la que tiene. En cambio, cuando hemos puesto a la venta propiedades, que aunque estén habitadas aun, han sido decoradas con gusto exquisito o por lo menos con armonía, se venden mucho mas rápido, por que las personas se imaginan ahí, sin darse cuenta que cuando lleven sus muebles, si estos son horribles, la belleza se habrá ido con los antiguos propietarios… no son los espacios los que tienen belleza propia, es la persona y su capacidad de embellecer el entorno lo importante, cosa que sin embargo, los compradores no saben y que nosotros debemos saber.

  2. Vicente Beltran Carrio
    14 diciembre 2009 at 11:24

    Pa morirme….eres la pera limonera…si es que tienes gracia pa to.

  3. Fernando Garcí­a Erviti
    14 diciembre 2009 at 12:13

    Tienes razón Silvia. A veces vamos con prisas y no dedicamos el tiempo necesario para cuidar esas cosas que ayudarán a vender mejor. Pero, lo que es peor todavía, hay comerciales a los que “les da apuro”, se avergüenzan porque piensan que al propietario le puede sentar mal que les digan lo que deben hacer con su casa antes de ponerla a la venta.

    En un curso reciente se reían porque les decía que un comercial al que le daba vergüenza decirle a su cliente lo que debía hacer para vender, en nuestro mercado actual era un comercial muerto. Más todavía; el cliente vendedor te admirará (y te pagará) por saber hacer cosas que él no sabe, por fijarte en cosas que él no se fija.

    Una recomendación: En vez de hacer 30 fotos, haced menos y dedicad entre 5 y 10 minutos a preparar cada foto, observando distintos ángulos, retirando los objetos que sobran, encendiendo todas las luces, observando la diferencia entre cerrar las cortinas o persianas y dejarlas abiertas, usando flash o sin él… Como si fuésemos profesionales, vamos.

    Una perla de San Francisco: Dile al propietario que esa ya no es su casa, la casa en la que vive, sino que es la casa que vende, de la que pronto se mudará, que pronto será de otro (gracias a tus esfuerzos). Dile que empiece a prepararse para la mudanza; que vaya metiendo en cajas todos los cachivaches personales, que tire lo que no vaya a llevarse y guarde en cajas lo que sí se vaya a llevar. Además de “desatascar” visualmente los espacios, empezará a “despegarse” anímicamente de la casa, y le será más facil tomar las decisiones necesarias cuando llegue el momento de aceptar una oferta.

    Le sorprenderás. Te lo agradecerá. Verá que eres un profesional. Hablará de tí a sus amigos.

  4. Cesar Villasante
    14 diciembre 2009 at 12:41

    A veces se nos olvida lo que es la empatía.
    Quien vende de la casa no suele esforzarse en dejar la casa como a él mismo le gustaría encontrarsela.

    El inmobiliario debe recordarle al propietario que el cliente desea que esa casa que va a ver sea su hogar, tiene esa ilusión.

    Pero todo se desmorona cuando se ve un baño sucio, una pared manchada,… Todo eso es solucionable, pero porqué tiene que hacerlo el cliente?

    Por experiencia propia, al ver inmuebles descuidados, no ve dan ganas ni de plantearme una reforma, porque si no se han tomado la molestia de arreglar cosas que se ven a primera vista, qué no me podré encontrar!

    Más sobre el Home Staging:

    Home Staging, o cómo preparar una casa para su venta

  5. Fernando Garcí­a Erviti
    14 diciembre 2009 at 13:41

    Muy buen video Cesar. A esta CRS la conocí en Las Vegas, donde se habló mucho de estas cosas. Allí tienen cosas que prestan ellos mismos, como cuadros de distintos tamaños para “tapar” las marcas de otros cuadros o fotos de familia, y también prestan furgones y hasta espacios de almacenamiento para la gente.

    En youtube encontraréis muchos videos interesantes si poneis “home staging”, mucho más que el rollo del Fengshui ese, que yo creo que ya pasó de moda.

  6. 16 diciembre 2009 at 1:23

    Muy cierto todo lo que comentan respecto a las imagenes y a la presentacion de las viviendas tanto para las fotos como para las visitas; pero por muy cierto que sea todo esto, el propietario que quiere vender no repara en esto, mas bien no lo sabe ni le interesa saberlo, y muy pocas veces cuida los detalles, esos detalles que hacen que la visita a la vivienda con los interesados sea un flechazo, que los interesados se enamoren y digan SI QUIERO !!!! Creo que es fundamental la presentación, el cuidar los detalles, la luz, la ventilación, tomarse un tiempo antes de una visita para ventilar la vivienda, abrir cortinas, colocar cada elemento en su lugar y dejar todo listo para que el interesado entre y tenga todo dispuesto para decidirse.

    Como afirma el viejo dicho “Nunca hay una segunda oportunidad para causar una muy buena primera impresión”
    Un saludo desde Tenerife y muy muy buenos todos los post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *