Contradicciones del agente, asesor, consultor, broker, etc. Inmobiliario

Trabajo en una ciudad de 120.000 habitantes, con unas 15.000 viviendas pendientes  de venta…..y no tengo diez ofertas que coincidan con lo que buscan los compradores.

Quiero captar en precio….y no se cual es el que quiere y puede pagar el comprador.

Me siento solo….y rechazo colaborar con el competidor/compañero que tiene la inmobiliaria al lado de la mía.

No quiero pagar a los portales de publicidad inmobiliaria….y tampoco invierto en Internet.

No se lo que es MLS, CRM, etc….y no me gasto un euro en reciclarme.

Quiero que los vendedores confíen/paguen mis servicios….y corro detrás de los contactos compradores.

Me quejo de los bancos…y trabajo para ellos a mitad de precio (o menos) que para los particulares.

Me uno a una MLS….y no comparto las exclusivas "chollo".

Esto, evidentemente, no es lo que hacemos los que estamos en la vanguardia de la profesión inmobiliaria -ironía-  pero yo lo sigo viendo en mi entorno.

Y lo que es peor, cada vez veo menos personas que puedan dejar de hacerlo, porque han cerrado el "negocio" (esto sin ironía y con tristeza).

Compartelo!

10 comments for “Contradicciones del agente, asesor, consultor, broker, etc. Inmobiliario

  1. Rafael R. Tovar
    3 abril 2012 at 20:35

    Sabes una cosa Santiago? yo creo que cada vez seremos menos los inmobiliarios, pero cada vez venderemos mas

  2. Fgerviti
    3 abril 2012 at 22:37

    Pues no estoy seguro Rafa. Yo no creo que sea cierto eso de que quedan los mejores y desaparecen los peores. Hay profesionales de calidad que han desaparecido proque no han sabido cambiar, y no todos los que siguen son "buenos" naturalmente. Ya he oído decir a muchos lo lamentable que es quedarse solo. La competencia no asusta a los mejores y la falta de competencia solo favorece al incompetente.
    Entiendo lo que dice Santiago. A mi también me sorprende que haya gente que trabaje de determinada manera y sobreviva. No estoy dispuesto a esperar a que desaparezcan y mas bien pienso seguir insistiendo en la necesidad de cambiar, en las ventajas de cooperar. Me anima el ver a mas y mas gente que están en esta línea. Soy optimista.

    Muchas gracias Santiago por tu post.

  3. Rafael R. Tovar
    4 abril 2012 at 7:46

    Totalmente de acuerdo contigo en todo Fernando, pero yo no he dicho que se quedaran los mejores (eso quisiera yo) y desapareceran los peores, sino que cada vez seremos menos y que estos venderan mas. A mi desde que comenzaron a desaparecer inmobiliarias o a marcharse a los pisos, oficinas, … hay mucha mas gente que entra por la puerta diciendo que es que somos los que quedamos, los que estamos aguantando,… y por eso bienen.
    . Incluso añadiría que a estos tiempos de crisis hay inmobiliarios que resistirán gracias a sus malas practicas. Te cuento en Sevilla se está generalizando una practica peligrosa, los inmobiliarios publicitan las viviendas 10, 20.000 euros mas baratas que el precio que pactaron con el propietario, cuando les llega un cliente comprador, entonces le hacen la oferta a los propietarios, incluso por hacer esto no quieren entrar en la mls.
    Conozco muchos buenos inmobiliarios como bien dices que por no cambiar o saber como hacerlo, han caido (¿entonces son buenos inmobiliarios o buenas personas?), otros que por desesperación, por no querer sufrir mas,… cambiaron de sector,….

  4. fgerviti
    4 abril 2012 at 9:27

    Esas malas prácticas hay que explicárselas a los clientes. Recientemente me han pasado un manual para vendedores que tiene una sesión dedicada a instruir al propietario para que sepa distinguir a los buenos profesionales de los que no lo son tanto, incidiendo mucho en esas malas prácticas de los que cogen una propiedad y no hacen nada esperando al que el cliente se canse, o que luego anuncian por precios muy inferiores, etc. No se puede consentir esa competencia desleal: el propietario que elija trabajar con un agente que actúe de esa manera debería hacerlo a sabiendas de a qué cosas se arriesga. No creo que sea necesario llegar a contar casos con nombres y apellidos, pero es necesario alertar y educar al cliente.

  5. Francisco Santiago Rodriguez
    Francisco Santiago Rodriguez
    4 abril 2012 at 9:39

    Yo estoy deacuerdo con Rafael,  quisiera comentaros lo que me ocurrió ayer en Granada con un compañero que pertenece a la Asociación de Granada, pues resulta que tengo unos clientes que busca ático en Granada y dentro de la base de datos de la Asociación encuentro uno que les puede encajar les mando los datos, programamos cita con la agencia compañera ayer a las 17h de la tarde y resulta que llegan 2 personas de la Agencia compañera con una borrachera impresionante, uno de ellos no se podía tener en pie y tartamudeando, el otro que no se si seria amigo estaba algo mejor pero no veas lo olores a alcohol(los cinco en el ascensor), los clientes compradores ambos químicos de profesión estaban sorprendidos(una verguenza), hablando con él de la agencia amiga y lo que pude entender me dice que le va muy mal, como no!!.
    Quiere decir que todavía queda gente que no se toma en serio nuestra magnifica profesión y es más ¿se cree algún profesional  que por tener una exclusiva ya se vende sola o que se la venderán los demás?. 
    Por tanto  Rafael lleva razón todavía quedan agencias que trabajan de una forma "oscura" o sin transparencia sin profesionalidad haciendo artimañas para sacar ventas y poder subsistir y lo peor de todas estas agencias es el daño que hace a nuestra imagen como sector.
    Un saludo a todos.Perdonar si he sido un poco brusco.

  6. fgerviti
    4 abril 2012 at 15:38

    Una de las grandes ventajas de la cooperación es que este tipo de cosas se acaban "expulsando" con facilidad del sistema. Con la cooperación todos nos acabamos conociendo muy bien. Una gente asi va quedando aislada y, si no corrige a tiempo, tiene que acabar cerrando. Es pura mecánica de mercado, pero no por presión del consumidor que compra una vez cada 15 años, sino por presión de los propios operadores habituales. Es a eso a lo que llamamos "autorregulación", que es mucho más efectiva que ninguna regulación institucional, que precisa de servicios de vigilancia y disciplina que difícilmente se ponen en marcha.

  7. 5 abril 2012 at 10:41

    Buenos días compañeros: creo que de todo lo que se está hablando no es nuevo para ninguno de los que llevamos tiempo en el sector. Pienso que no es problema de la crisis ni del momento actual ni del mercado ni de lo que haga la competencia. Creo que es únicamente una cuestión de valores y ética personal. Los valores te los enséñan de pequeñito en casa y la ética personal creo que la vas adquiriendo y la vas forjando en función tambien de esos valores, y pienso tambien que es imposible que nosotros podamos cambiar a esa gente. Si uno no se propone firmemente cambiar no hay nada que hacer, con lo cual lo que me parece que deberíamos hacer desde ya mismo, es dejar de preocuparnos tanto por lo que hagan los demás y centrarnos más en lo que podemos hacer nosotros. Con todas estas cuestiones de competencia desdeal o de malas praxis, hace muchos años que decidí que en principio no me preocupa con quién hago un colaboración porque si esa persona hace algo indecente será la última vez que me lo hará a mi, y como no tengo abuela, pues se habrá cerrado las puertas a poder colaborar con una buena profesional. Creo que pierde mucho más él que yo, yo en el peor de los casos solo pierdo una operación.
    Y para finalizar y no aburriros os comento que yo estoy encantada, entusiasmada y muy esperanzada en el futuro que tenemos por delante. Sin duda las cosas están cambiando en el mundo inmobiliario y desde mi punto de vista creo que para bien. Llevará trabajo duro y esfuerzo pero yo tengo confianza plena de que el camino es profesionalizar el sector y hacer las cosas lo mejor que podamos olvidándonos del resto. La recompensa al final siempre llega.

  8. Fernando Garcí­a Erviti
    5 abril 2012 at 20:11

    Grandes palabras Ruth. Quiero pensar que lo que CRS esta consiguiendo aquí es que nos demos cuenta de que aunque en nuestro día a día podamos estar rodeados de gente cuyas practicas son dudosas, también hay gente de mucha calidad y comprometidos con su profesión y sus clientes. Y nos esta sirviendo para darnos cuenta de que no somos unos "bichos raros" y para reafirmarnos en nuestros principios… Y para conocernos entre nosotros y para influir en otros positivamente. Creo que esto esta cambiando gracias a todos, y eso es muy bueno. Os animo a enfocaron en lo positivo, y dejar de lado lo negativo, y trabajar y esforzaros por crear herramientas de las que irán quedando aislados los que no trabajen bien.

  9. 9 abril 2012 at 10:29

    Estimados Apasionados Inmobiliarios,

    Nosotros seguimos las reglas de Ruth Blanco, con la que colaboramos y ganamos de manera honrada con operaciones de éxito, y con Santiago Serrano estamos totalmente de acuerdo… Hay 2 tipos de Profesionales Inmobiliarios para nuestro humilde parecer… Asesores y Agentes… Los Asesores nos preocupamos de saber que necesita o puede pagar el comprador y asesorar al vendedor de como enfocar mejor su propiedad… Los Agentes se preocupan de mostrar viviendas esperando ventas por estadistica (Si enseño muchas, alguna se vende seguro)… Ambos tendremos que convivir siempre… Ya que nacen como setas y mueren como moscas…
    La suerte es que ahora los compradores no quieren un "enseña viviendas", buscan quien le asesore dentro de la incertidumbre actual y que tendremos hasta 2013… Con lo cual quedaran menos "moscas" y si un circulo más amplio de Profesionales Reconocidos, como esta sucediendo… ¿Estaís de acuerdo?

  10. fgerviti
    9 abril 2012 at 12:17

    Estoy muy de acuerdo Alejandro. Has estado brillante. Yo también soy optimista y creo que el mercado va a poner a todos en su sitio y que, entendiendo la impaciencia, lo que debemos hacer es no prestar atención al "ruido de las moscas" y seguir haciendo nuestra labor en estrecho contacto con los "nuevos inmobiliarios" que van siendo más y más, y nos vamos conociendo y reconociendo.

    Solo un pero, agente y asesor son términos homólogos. Las funciones del agente son asesorar y también actuar en nombre se su cliente, por ejemplo en una negociación. Ese otro modelo desfasado de "inmobiliario malo" podría ser el que algunos llaman "intermediario", o "corredor de fincas", o mediador… Aunque mediador en puridad es el que (a diferencia del agente) sin decantarse por una u otra parte trabaja por aproximar posturas para llegar a un acuerdo.

    Seguramente deberíamos empezar a hablar del "inmobiliario tradicional" y "el nuevo inmobiliario".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *