El Inmobiliario como Inversor

Pocos momentos como el actual para entrar como inversor en el mercado inmobiliario. Las cuentas son claras: con los niveles actuales de tipos de interés, rentabilidades financieras, precios de la vivienda, alquileres, y expectativas de crecimiento, la inversión en vivienda es un valor asegurado. Solo hay un pero: la carga fiscal en España penaliza mucho la compraventa. Todos estos parámetros solo funcionan bien para quien piense invertir a largo plazo.

El Inmobiliario español hoy tiene dificultades atrayendo y reteniendo las personas con talento necesarias para desarrollar su empresa. Se pretende atraer personal autónomo dependiente, comerciales cuya compensación venga exclusivamente de su comisión en cada venta que realicen, emprendedores a los que enseñar y ayudar a establecer su negocio como comercial Inmobiliario… y una vez formado ese personal se independiza de verdad, es decir, se monta por su cuenta, para frustración del broker.

Pongámonos en su lugar: el comercial autónomo puede ganar mucho, y también gastarlo sin asegurar su jubilación. ¿En que puede hoy invertir mejor que en lo que conoce y en lo que trabaja cada día: el mercado inmobiliario? Les enseñamos a hacer el trabajo que nos interesa: vender para nosotros. Pero ¿les enseñamos a planificar su futuro?

Quizas debiéramos formar empresarios inversores, ayudarles a generar y a administrar su cartera, y que vean su trabajo comercial en nuestra empresa como una manera de generar los fondos necesarios para invertir y para pagar nuestros servicios, primero enseñándoles a generar fondos, luego enseñándoles a invertirlos, y finalmente administrando su vehiculo inversor y su cartera. Ese vínculo duradero puede ser lo que realmente retenga a nuestros comerciales emprendedores.

Compartelo!

5 comments for “El Inmobiliario como Inversor

  1. Javier sierra
    18 enero 2017 at 11:01

    Está muy bien el artículo, Fernando.

    Sin embargo, me ha llamado la atención la naturalidad con la que usas el término “bróker”, que me parece muy bien. He recordado las discusiones de hace apenas cinco años en este mismo medio y cuánto discutiste que se usará ese término en España, como llevábamos haciendo en RE/MAX veinte años.

    Te lo comento jocósamente y con aprecio…… Al fin y al cabo creo que sobretodo es una muestra de que muchas cosas han cambiado en nuestra industria.

    Un abrazo.

  2. Fernando Garcí­a Erviti
    19 enero 2017 at 10:21

    Gracias por seguir Inmobiliarios 2.0

    Hoy día entiendo al broker como un prestador de servicios para los inmobiliarios, como un eslabón en la cadena franquiciadora, y no como un inmobiliario, o como un gerente tradicional de nuestro sector, o incluso como un director de equipo. Mientras que en estos últimos sus clientes son las personas que compran o venden o alquilan, a los que se prestan servicios mediante las personas y los medios que componen el equipo o la empresa inmobiliaria, para el broker los clientes son los agentes autónomos.
    Sigo sin ver broker como sinónimo moderno del gerente de una inmobiliaria: es otra cosa, que por cierto está teniendo mucho desarrollo. Enhorabuena por ello.

  3. 20 enero 2017 at 9:20

    Interesante artículo, gracias!!

  4. 24 enero 2017 at 0:18

    Nosotros estamos planificando un vehiculo de inversión (una sociedad), para nuestro equipo (cada uno con la aportacion que pueda) y para nuestros clientes inversores, aprobechando las oportunidades inmobiliarias de nuestro mercado (que conocemos muy bien) poniendolas en rentabilidad durante 6 o 7 años y despues venderlas recuperando lo invertido + plusvalias. Nuestro departamento de gestion de cobro garantiza y gestiona todo el arrendamiento, y nuestro equipo de venta venderan los inmuebles. Hoy en dia con las nuevas tecnologias y las plataformas de crowfunding agiliza estos sistemas

  5. Fernando García Erviti
    27 enero 2017 at 1:04

    Muy interesante. Es importante definir cómo se toman las decisiones en esa sociedad. También habrá que definir qué es lo que pasa cuando alguien quiere irse o liquidar parte o toda su inversión. En principio me parece más interesante que cada agente tenga su propiedad o propiedades, sea quien la elija y quien decida las estrategias en relación con su inversión. El papel del broker sería ayudarle a administrarlo contable y fiscalmente, cobros de alquileres, mantenimientos, etc. de manera que el agente se centrara en su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *