Lo que tiene en común la minoría

Un 20% del colectivo inmobiliario participa activamente en cursos formativos, jornadas y congresos del sector.

Es una cifra alta, comparandola con la que era hace una década. Y la tendencia es creciente.

Las numerosa oferta existente es la prueba de que los asesores inmobiliarios demandan esa formación y esos encuentros profesionales.

Son personas que gestionan agencias inmobiliarias de diferentes tamaños, algunas unipersonales, otras familiares, y también las hay con una estructura de 10 y más agentes.

Pese a esa diversidad, las personas que confluyen y coinciden en los eventos, tienen varias características comunes:

Inquietud: por querer conocer nuevas metodologías e innovar,

Inconformismo: que provoca salir de la zona de confort para explorar otras formas de trabajar y de vivir,

Cooperación: con otros profesionales inmobiliarios, a nivel local y global,

Generosidad: acostumbrados a dar primero, a ofrecer ayuda, a compartir conocimientos y logros, en beneficio del colectivo.

Organización: y gestión del tiempo, por poder asistir a eventos durante todo un día (o más, cuando hay desplazamiento) y dar continuidad a su actividad,

Ambición: en el buen sentido, en relación a querer mejorar y hacer crecer su negocio.

Relaciones: gustan de reunirse, de compartir experiencias, de ir a comer y contar anécdotas, de cimentar en la vida real lo que a diario construyen en medios sociales.

Pasión: comparten el motor que los mueve, que los motiva, que les hace disfrutar con su trabajo y ayudando a sus clientes.

 

AIC 15-252

En el congreso AIC15, dedicado a la creatividad, 200 asistentes compartieron estos mismos valores

 

Compartelo!

5 comments for “Lo que tiene en común la minoría

  1. Fernando Garcí­a Erviti
    10 marzo 2015 at 13:55

    Cierto! Esta gente que tiene estas características forman una “Tribu Inmobiliaria” que está despegando, en el sentido profesional y en el personal además de en el de negocio.
    Se está formando una clara diferenciación entre los que están y los que no están. No quiero calificar de buenos y malos a unos y otros; lo que sí tengo claro es que gracias al contacto e intercambio de información, los de esa Tribu Inmobiliaria que se reúne e intercambia información tiene asegurada la creatividad y la evolución, en un tiempo en el que eso se está convirtiendo en algo imprescindible, y los otros no.

  2. 10 marzo 2015 at 17:10

    Es cierto. Hay un grupo de inmobiliarios que hacen el esfuerzo, en tiempo y en dinero, de moverse de aquí para allá. A cambio, dan y reciben información y prácticas valiosas; refuerzan sus relaciones humanas; y, además, se lo pasan de puta madre.

    *PD, los he tenido que echar de Calafell a patadas jajaja

  3. 12 marzo 2015 at 8:01

    Me doy por aludido en esa expulsión en masa acontecida en Calafell ( que bien me lo pasaría si montara otra oficina Look&Find allí…) y me consta que todavía resuena el #DeCalafellNoNosMoveran que nos obligó a correr calle arriba y calle abajo…
    Me gusta mucho tu artículo Cesar, aunque ya que acceder a tu blog me obliga a realizar una operación aritmética debo decir que un 20% del sector es ser demasiado optimista, yo lo dejaría en un 5% y gracias.
    ¿ Hacemos cuentas?

  4. 15 marzo 2015 at 16:06

    Se está formando una clara diferenciación entre los que están y los que no están…
    Bienvenido 2015 y bienvenido el trabajo bien hecho!!

  5. Juan
    29 marzo 2015 at 16:01

    Amigo Stephen y demás habituales, la exclusiva compartida es una herramienta interesante en el trabajo de una inmobiliaria, pero nada más. Yo no veo motivo alguno para renunciar al mercado en abierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *